El tipo de cambio peso-dólar inició la sesión con depreciación de 0.12 por ciento o 2 centavos, cotizó 17.82 pesos, tocó un mínimo de 17.7528 y un máximo de 17.8464 pesos en un ambiente tenso por la falta de acuerdos en Estados Unidos por el techo de endeudamiento.

A pesar de que la cotización del peso mexicano se mantiene relativamente estable, la mayoría de las divisas perdieron terreno esta mañana.

Las divisas más depreciadas fueron el el dólar neozelandés con 0.82 por ciento; ringgit de Malasia, 0.71 por ciento; won surcoreano, 0.66 por ciento; corona sueca, 0.60 por ciento; real brasileño, 0.53 por ciento, y el rand sudafricano con 0.51 por ciento.

El índice ponderado del dólar avanzó 0.24 por ciento, subió durante 4 sesiones consecutivas y acumuló un avance de 0.84 por ciento. El dólar se fortaleció por el nerviosismo relacionado a las negociaciones para elevar el techo de la deuda en Estados Unidos.

Ayer por la tarde, la calificadora Fitch Ratings cambió a vigilancia negativa la calificación crediticia de Estados Unidos que, a diferencia del cambio en la perspectiva, implica una alta probabilidad de recorte en la calificación en el corto plazo. En el comunicado se señala que la calificación crediticia del país bajaría si no se llega a un acuerdo para elevar o suspender el techo de deuda en el plazo límite, aunque consideran que es baja la probabilidad de un incumplimiento de pago.

Después de este comunicado de la calificadora, la vocera del Departamento del Tesoro, Lily Adams, mencionó que es necesaria la rápida acción del Congreso para evitar una “crisis fabricada”.

En 2011 se observó alta aversión al riesgo ante una situación similar, luego de que en mayo de ese año se alcanzó el techo de la deuda que se ubicaba en 14 mil 300 millones de dólares y republicanos y demócratas tardaron en llegar a un acuerdo.

Por el riesgo de incumplimiento en el pago de obligaciones, el 5 de agosto del 2011 la agencia calificadora Standard & Poor’s recortó la calificación crediticia de Estados Unidos a AA+ desde AAA. Actualmente, S&P asigna una calificación crediticia de AA+, Fitch Ratings una calificación de AAA y Moody’s una de Aaa.

El mercado sigue especulando que la Reserva Federal puede volver a subir la tasa de interés en 25 puntos base el 14 de Junio.

Esta expectativa se fortaleció tras la revisión al alza a las cifras del PIB del primer trimestre en Estados Unidos, mostrando un crecimiento trimestral anualizado de 1.3 por ciento, por encima de la estimación preliminar de 1.1 por ciento.

Al interior, el consumo privado creció a una tasa trimestral anualizada de 3.8 por ciento (revisado al alza desde 3.7 por ciento en la estimación inicial), debido a que los servicios crecieron a una tasa trimestral anualizada del 2.5 por ciento.

Por su parte, la inversión fija bruta cayó a una tasa trimestral anualizada del 11.5 por ciento (revisada desde una caída de 12.5 por ciento en la estimación inicial). En cuanto al sector externo, las exportaciones crecieron a una tasa trimestral anualizada del 5.2 por ciento revisadas al alza desde 4.8 por ciento y las importaciones crecieron 4.0 por ciento revisadas al alza desde 2.9 por ciento. Finalmente, el gasto de gobierno creció 5.2 por ciento trimestral anualizado, revisado al alza desde 4.7 por ciento.

El mercado de capitales muestra un desempeño mixto. En Europa se observaron pérdidas moderadas, el FTSE 100 de Londres perdió 0.22 por ciento, el CAC 40 de Francia bajó 0.02 por ciento y el DAX de Alemania retrocedió 0.01 por ciento.

En Estados Unidos se observó un rebote, el S&P 500 avanzó 0.44 por ciento y el Nasdaq 1.26 por ciento, ante fuertes ganancias para emisoras del sector tecnológico por un mejor pronóstico de sus utilidades.

Durante la sesión se espera que el tipo de cambio cotice entre 17.75 y 17.90 pesos por dólar.

Mercado de Dinero y Deuda

En Estados Unidos, la tasa de las notas del Tesoro a 10 años aumentó 1.3 puntos base, ubicándose en 3.75 por ciento. En México, la tasa de los bonos M a 10 años se mantiene sin cambios en 8.95 por ciento.

Mercado de Derivados

Para cubrirse de una depreciación del peso más allá de 18.30 pesos por dólar, una opción de compra (call), con una fecha de ejercicio dentro de 1 mes tiene una prima del 1.29 por ciento y representa el derecho, pero no la obligación a comprar dólares en el nivel antes mencionado.

Por otro lado, el forward interbancario a la venta se encuentra en 17.8951 a 1 mes, 18.4243 a 6 meses y 18.9979 pesos por dólar a un año.

Gabriela Siller
Directora de Análisis Económico-Financiero
Banco BASE

Por Miguel Ramirez

Nacido en la CDMX, egresado de la FCP y S de la UNAM. Inicie en 1992 en periodismo tecnológico y después migré a la parte económica y financiera. Aficionado a la NFL y vaquero de corazón. Otros deportes son el Basquet (Knicks), Tenis; fut de Champions League...