La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) señaló que un incremento al salario tendría un impacto en el consumo privado, que es casí el 50 por ciento de la economía nacional.

Destacó que el impacto que tendría el aumento del consumo privado para el crecimiento de nuestra economía sería dos veces superior a lo que sería un aumento similar en las exportaciones.

#DATACOPARMEX ha mostrado, que en México solo el 68.6 por ciento de la población ocupada que tiene un empleo formal, cuenta con ingresos laborales suficientes para cubrir la línea de bienestar.

“La forma más eficiente de hacer crecer nuestra economía es reduciendo el número de trabajadores que no pueden consumir los bienes que producen”, enfatizaron los patrones.

El salario mínimo general en México se deterioró en el transcurso de las últimas décadas. Su poder adquisitivo se redujo en un 57 por ciento en los últimos 50 años. Entre 2001 y 2014, por ejemplo, se mantuvo constante en términos reales, entre los $73 y los $74 pesos diarios.

El organismo indicó que a pesar de los dos últimos incrementos salariales, que fueron los más altos en 17 años, la inflación no se vio afectada.

“Los productos que más incidencia han tenido en el incremento general de precios en 2017 y 2018 no están relacionados con la mano de obra sino con los energéticos”.

Banco de México en su más reciente anuncio de política monetaria, publicado el 12 de abril de 2018, menciona como principales riesgos de inflación otros factores, a la depreciación de la moneda, choques en el precio de los bienes agropecuarios y presiones a la alza de los precios de algunos energéticos, no menciona al incremento del SMG.

Estas estadísticas permiten mantener la calma y la seguridad de que sí es posible aumentar el salario sin que la economía general se vea afectada.

Dadas las condiciones favorables del entorno económico del país, mostradas en el primer trimestre de 2018, debe atenderse sin demora la resolución que adoptó el Consejo de Representantes de la Conasami el 21 de noviembre de 2017, de llevar a cabo el proceso de revisión del SMG vigente con el propósito de igualarlo a la Línea Bienestar establecida por el CONEVAL, siempre y cuando existieran las condiciones económicas que lo justificaran”.

Este alineamiento sería el primer paso para que México, en forma ordenada pero constante,  alcance en el mediano plazo un salario mínimo general que sea suficiente para que una familia promedio mexicana, pueda cubrir la línea de bienestar.

Para lograr esto, se debe evolucionar con un incremento anual de entre $7.77 y $10.44 pesos reales anuales durante los próximos 12 años.

Con este incremento paulatino, se logrará el objetivo para el año 2030, con un salario mínimo general de entre $181.58 y $213.63 pesos, en valores actuales.

Por Miguel Ramirez

Nacido en la CDMX, egresado de la FCP y S de la UNAM. Inicie en 1992 en periodismo tecnológico y después migré a la parte económica y financiera. Aficionado a la NFL y vaquero de corazón. Otros deportes son el Basquet (Knicks), Tenis; fut de Champions League...